¿Por qué las dietas casi nunca funcionan?




Actualmente Chile es el segundo país más obeso del mundo después de EEUU, con un 40% de sobrepeso, 31% de obesidad y un 3,2% de obesidad mórbida, es decir, 3 de cada 4 adultos tiene malnutrición por exceso, y a pesar de los esfuerzos realizados, no se ha podido detener la epidemia de obesidad en nuestro país.


Las causas son múltiples; mala alimentación, sedentarismo, estrés, falta de tiempo, etc., pero el principal culpable: el aumento en la ingesta calórica, es decir, le entregamos a nuestro cuerpo más energía que la que éste gasta y la energía ingerida en exceso se deposita en nuestro estanque de reserva que es el tejido graso. Al mantener esta ingesta elevada a lo largo del tiempo el tejido graso crecerá lenta y silenciosamente.


Desafortunadamente el sobrepeso no es solo un problema estético, los kilos de más nos enferman al depositarse en los órganos y hace que estos no funcionen de manera adecuada generando insulinoresistencia, hígado graso, hipertensión arterial, diabetes, entre otras enfermedades.


Cabe preguntarse por qué si en teoría es solo un asunto de ingesta calórica versus gasto energético, no es más fácil lograr bajar de peso y mantener el peso perdido lo largo de los años, pero en realidad, no es tan simple disminuir la ingesta cuando no hay tiempo para preparar nuestros alimentos o escogerlos con calma y tenemos que comer lo que está disponible -y que no siempre es lo mejor- o bien, cuando somos bombardeados por publicidad que nos lleva a comer aún cuando no tenemos hambre.


Por otro lado la vida moderna nos ha llevado a estar en piloto automático parte importante del día sin poder escuchar al comedor intuitivo que llevamos dentro. En resumen, nuestra sociedad actual come lo que puede comer en forma rápida y fácil, sin tener mucha opción de optar por alimentos caseros, no procesados y saludables y de dedicarle tiempo y atención a algo tan importante como la manera en la que nos nutrimos.


Comer saludablemente requiere algo de tiempo y programación, también aprendizaje, de tal manera que los conocimientos adquiridos y el nuevo orden establecido se instalen en la rutina y no nos encontremos en un tiempo mas con los mismos malos hábitos y por ende el mismo peso, cualquier herramienta que se utilice para bajar de peso debe producir un cambio permanente en la forma de relacionarse con la comida, las demás son solo soluciones momentáneas que más temprano que tarde tendrán un “rebote” y nos llevaran al mismo punto de partida o quizás a un peso mayor, sobre todo cuando los mecanismos para adelgazar han sido poco saludables o dietas de moda.


Tener un peso adecuado es un desafío alcanzable, el cual requerirá un trabajo personal y apoyo externo para el cual es importante asumir que el sobrepeso y la obesidad son problemas de salud que requieren un manejo integral de todos sus aspectos; herencia, historia personal, hábitos de alimentación y actividad física, así como también diagnosticar sus enfermedades asociadas y tratarlas. En este camino es importante entender, que lo que se aprende no tiene efecto rebote y lo que se trata de manera adecuada, puede conducir a un cambio perdurable en el tiempo que nos permita tener y mantener un peso saludable.


Dra. Pamela Villalón Pérez

Nutrióloga en Biomer


Para solicitar una hora con la Dra. Pamela Villalón puedes llamarnos al 22 426 52 77, escribirnos a info@biomer. cl o solicitar una hora en www.biomer. cl/nutriologia

238 vistas