GENOTIPIFICACIÓN DEL VIRUS PAPILOMA HUMANO (VPH) : UNA NUEVA ERA EN LA PREVENCIÓN DEL CANCER

El procedimiento es altamente específico, entregando el tipo de Virus Papiloma Humano en el paciente y revelando con ello el potencial riesgo de cáncer, pudiendo incluso sustituir al PAP.



El Cáncer Cervicouterino es la segunda causa de muerte en la población femenina entre 20 y 44 años en Chile, siendo causado en el 99% de los casos por el Virus Papiloma Humano (VPH).


Se trata de la enfermedad de trasmisión sexual de mayor facilidad de contagio en el mundo, pudiendo afectar entre 70% y 80% de las personas sexualmente activas. El VPH puede causar cáncer cérvicouterino, anal, vulvar, de pene u orofaringe y suele ser asintomático, por lo que el control periódico es fundamental cuando se trata de prevenir.

Usualmente, se indica el Papanicolaou o PAP como un examen que permite el diagnostico de esta enfermedad. Éste analiza si existen células precursoras de cáncer en el cuello uterino antes de que puedan causar síntomas.


Sin embargo, existen más de 200 tipos de VPH. Los tipos de bajo riesgo causan verrugas genitales. Sin embargo, el Doctor Claudio Benavides, Ginecólogo de Biomer, recalca que “Existen virus más oncogénicos, es decir, que producen más cáncer. El virus 16 y 18, por ejemplo, son causantes del 70% de los cáncer cérvicouterino”. Si el paciente tiene ese tipo de virus, es importante tomar medidas de control al respecto.


En este marco, la Genotipificación de VPH es un examen mucho más específico respecto a esta enfermedad, ya que indica el tipo de virus que afecta al paciente, con lo que se vislumbra inmediatamente el riesgo de cáncer y de qué tipo.